Deportes

¡Locura por "El Pollito"! Se tatuó la firma de Agustín Tapia y sueña con conocerlo

Hay fanatismo de personas que va más allá de lo inimaginable y hay una historia que te va a atrapar.
Por Juan Cruz Mercado

    Sin dudas, un referente del padel catamarqueño y mundial es Agustín Tapia, que con su corta edad está siendo el ídolo de muchos. Y hay personas que llevan su fanatismo a otro nivel.

    Ese es el caso de Carolina Salvalaggio que es oriunda de Tupungato, provincia de Mendoza. Es fanática de Agustín Tapia y es tanto su fanatismo que se tatuó la firma del catamarqueño en su pierna derecha.

    ¿Su sueño? Conocer a su ídolo y sabe que aunque es difícil no pierde la esperanza, pero se preguntarán seguramente, ¿Por qué tanto fanatismo por el catamarqueño?

    "El miércoles me lo tatué y no me importó el dolor ni nada. Esto es para demostrar que mi fanatismo por él va a ser para siempre".

    Carolina Salvalaggio.

    Para conocer esta tremenda historia, la protagonista habló con Inforama y como demostrando que sigue la carrera de Tapia comentó sobre el inicio del Open de Dinamarca: "Lo vi al partido durante el almuerzo con mi papá y mi hermano. Tuve un poco de nervios por el resultado final. Fue un gran partido y pudieron ganarlo sin problemas".

    Sacala del ángulo: "Les toca en cuartos con Belasteguin y Coello. Agustín y Fernando (Belasteguin) ya se conocen porque fueron compañeros en el 2019. Yo trato de ver todos los partidos de Agus, no importa la hora que sea".

    Un tweet que llamó la atención

    La joven mendocina publicó en su cuenta de Twitter: "Me tatué la firma de Tapia sabiendo que mañana empieza a jugar el World Padel Tour. Si este tatuaje llega a mufar al Mozart de Catamarca yo juro por mis tres caniches que me lo saco con un cuchillo".

    Y habló sobre el tatuaje: "La idea surgió el mes pasado, en abril, cuando cumplí mis 18 años. Mis papá me dijeron que cuando cumpliera 18 me podía tatuar lo que quisiera. Les conté lo que me quería tatuar y no estuvieron de acuerdo desde un principio. Yo convencida insistí para que me dejaron hacerlo".

    "El miércoles me lo tatué y no me importó el dolor ni nada. Esto es para demostrar que mi fanatismo por él va a ser para siempre".

    El tatuaje de Caro, arriba de su tobillo derecho.

    No pierde la esperanza

    Su sueño es conocerlo: "No tuve la oportunidad de conocerlo pero me encantaría. Por ahí es casi imposible que eso pase pero hay que tener un poco de fe. Ojalá esté la posibilidad de conocerlo en algún momento. Yo creo que con esta nota él se puede enterar de mi fanatismo y de lo que genera en algunas persona".

    "Yo como siempre les digo a los que no me entienden o a la gente de acá de Tupungato que Agustín es uno de los deportistas que más feliz me hace".

    Carolina quiere conocer a su ídolo

    ¿Vos qué harías por tu ídolo?