Actualidad

Ahorristas piden al juez “que no le tiemble el pulso” con el resto de la cúpula de Adhemar Capital

Los damnificados reclamaron la privación de beneficios y privilegios para los acusados. También expresaron que los hechos han afectado económicamente y psicológicamente a casi toda la sociedad catamarqueña.
Por Camila Ortega

    Un grupo de damnificados de la firma Adhemar Capital publicaron una carta abierta a la Justicia Federal, que lleva la causa. Los protestantes sostienen que prevalecen los "privilegios" para los acusados de la estafa, pero que sin embargo "aún están a tiempo de corregir sus errores y avanzar".

    Hace más de un año la firma de trading se desplomó y dejó a miles de catamarqueños sin sus ahorros. En la actualidad, los afectados continúan protestando por todo el dinero que nunca se devolvió.

    Publicaciones de protesta pegadas en los alrededores del Juzgado Federal de Catamarca.

    Carta abierta de los ahorristas completa:

    “Los autodenominados ahorristas y damnificados de la más grande Estafa de la historia, que afectó a la gran mayoría de la población de Catamarca, nos dirigimos especialmente al Señor Juez Federal y a los Señores Fiscales, para llevar a vuestros conocimientos que a pesar de la desesperanza y la desazón que nos genera el paupérrimo estado de la causa a razón de ciertas falencias en la instrucción e investigación y no obstante formar parte de un reducido grupo, les declaramos con todo honestidad, que NO claudicaremos ni nos detendremos jamás en la lucha por el pedido de JUSTICIA, para que todo aquel que a formado parte del accionar dañoso y perjudicial premeditado e intencional que ha que dejado, no solo afectada económicamente, sino también con secuelas psicológicas y emocionales a casi toda una sociedad que modificó su tranquila relación y forma de vida. 

    Señores de la Justicia Federal, con el debido respeto a vuestras investidura, sabemos todos, que la magnitud del hecho, de alguna manera, los ha superado y sobrepasado en tiempo, espacio y toma de decisiones, pero que está en vuestras manos todavía, reivindicarse y mostrar ante toda una sociedad del claro y profesional accionar de una Justicia profesional e independiente. Es por ello que le pedimos con toda la energía, la fuerza y la perseverancia que nos caracteriza, que NO les tiemble el pulso ni presión de ninguna naturaleza, para disponer no sólo las detenciones de todos los integrantes de la “banda” de estafadores, sino que sean alojados en el lugar que corresponde, que no es otro que el Servicio

    Penitenciario Provincial; NO queremos privilegios ni beneficios, para ninguno de ellos, ya que ninguno de ellos han tenido contemplación alguna con toda una tranquila y humilde comunidad. Al igual que el “cabecilla de la banda” Sr BACHIANI, hoy preso en el penal de Miraflores, deberán también hacerlo en las mismas condiciones, el Sr. BLAS, SARROCA, RETAMOSO, PIÑA, EL CONTADOR y todo otro implicado en la causa. 

    Los motivos por los que se le otorga la tan mentada DOMICILIARIA, no tiene asidero legal ni legítimo, toda vez que teniendo en cuenta esos “privilegios”, la mitad de la población penal, estaría en esa situación y condiciones.

    También le pedimos y exigimos que sus lugares de detención (Servicio Penitenciario) tengan el mismo trato del “preso común”. Estos dos últimos aspectos señalados se lo marcamos por conocimiento e información fidedigna obtenida del mismo seno del penal, donde también se encuentran ciudadanos trabajadores, afectados por el accionar de estos Señores que no les importó ni les importa el sufrimiento, el dolor y desazón de sus par ciudadano integrantes de una misma sociedad.

    Por último, les pedimos en consecuencia que vuestras próximas medidas sean las estrictas ajustadas a Derecho y NO permitan que el hecho y las circunstancias acaecidos por el dolor, la angustia, la impotencia y la injusticia, lleguen a instancias no queridas por ningún ciudadano de bien... SERA JUSTICIA...
    Los saludamos atentamente”.

    Publicaciones de protesta pegadas en los alrededores del Juzgado Federal de Catamarca.