Deportes

Se metió en el Tang Soo Do para que su hijo no deje y terminó enamorándose del deporte

Una historia tierna de padre e hijo. El papá no quiso que su hijo deje el deporte que venía practicando que es el Tang Soo Do y se unió al gimnasio para entrenar con él e incentivarlo a que no deje sin saber que se iba a terminar enganchando.

Por Juan Cruz Mercado

    La Academia de Tang Soo Do perteneciente a Ximena Villlagra viene de conseguir varias medallas en el Torneo Interino realizado en Wilde, provincia de Buenos Aires. El inicio de ese viaje fue toda una odisea.

    Uno de los que sumó medallas fue Mariano Fuentes que tuvo su primera competencia donde se metió en este deporte prácticamente de rebote y así lo mencionó él: "Yo la verdad que comencé a entrenar porque veía que mi hijo estaba mucho con el celular, con los juegos, ya no quería entrenar. Tuve la idea de acompañarlo para ver si así lo incentivaba".

    "Desde hace unos meses estoy entrenando, desde que se reactivó la actividad luego de la pandemia. Yo venía a entrenar tranquilo, solo era para que mi hijo haga sus actividades, lo tenía cortito (risas)", explicó Mariano.

    Ahora, el por qué de comenzar a competir: "Esto me fue gustando de a poco y lo fui tomando con más seriedad de a poco. Me terminé enamorando de esto hasta tal punto que dije acá tengo que animarme a competir y lo hice teniendo mi debut en Buenos Aires".

    Por último, una reflexión: "Si tienen la oportunidad de acompañar a sus hijos en las actividades que hagan es buenisimo. Mírame a mí, ya me gusta más la actividad que a él (risas).