Deportes

Practicó toda su vida boxeo y por esas cosas de la vida está jugando al fútbol en Córdoba

Algunas veces lo que haces no te llena o simplemente no es tu pasión. Eso le pasó a un pibe catamarqueño que mezcló su pasión por el boxeo y el fútbol.
Por Juan Cruz Mercado

    El pibe Agustín Páez es oriundo de Huillapima y tiene varias peleas como amateur dentro del boxeo catamarqueño y a la vez le gustaba el fútbol pero no le daba mucha importancia, él quería ser boxeador profesional.

    El tiempo fue pasando, por cosas de no poder seguir boxeando porque las oportunidades no eran las mismas de las de un boxeador del valle central a uno del interior. Las peleas no salían, su entrenador Luis Regules se quedaba sin recursos y Agustín comenzó a ver el fútbol como una forma de salida.

    Por ahí fue sin querer o por ahí ese fue su objetivo, Páez se fue metiendo más en el fútbol e hizo las Inferiores en Independiente de la Primero de Mayo donde llegó a debutar en Primera. El año pasado se probó en Instituto de Córdoba donde quedó y hoy juega en la Quinta División de ese club.

    "Siempre quise triunfar en el deporte y ahora con el fútbol tengo un objetivo claro", dijo el joven de Huillapima. Y agregó: "Es una gran oportunidad para comenzar mi carrera y me siento cómodo en Instituto".

    Cuando era boxeador le decían "La Furia" y contó que tiene nuevo apodo en Córdoba: "Me dicen La Cobra por lo venenoso que soy. El apodo me lo puso el entrenador de mi divisional".

    Su sueño: "Quiero ser profesional, tener un contrato y así poder ayudar a mi familia".

    Páez en una de sus victorias como amateur.