Deportes

Noria quiere vivir la vida de un boxeador y cumplirá un sueño

La historia de Baltazar Noria que quiere vivir la vida de un boxeador en una actualidad que no es de todo favorable donde está el arraigo de pocas posibilidades y de pocos recursos.
Por Juan Cruz Mercado

    Fue un camino largo para Noria que finalmente este viernes por la noche estará debutando como profesional ante el tucumano Lucas Gramajo en el Polideportivo Norte, su barrio, su lugar.

    El pupilo de Luis "Piji" Tapia tiene una historia dura donde desde chico su sueño fue boxear y hoy de a poco se le están dando las cosas aunque siempre sigue faltando algo.

    "Siempre me imaginé cómo sería ese momento de debutar como profesional y te digo la verdad que es como lo imaginaba", nos decía Noria que con una alegría que desbordaba comentaba cómo espera su gran noche.

    Un poco de realidad: "Somos 10 hermanos, una familia unida, que claro al ser muchos pasamos hasta hambre con mis padres que hacían hasta lo imposible para darnos todo".

    La idea de superarse: "Siempre me costó entrenar debido a que no me podía alimentar bien o no tenía los elementos necesarios para hacerlo. Hoy puedo decir que estoy bien, hay gente que está pendiente de mi, que me alimente bien y que no me falte nada".

    Un llamado de atención: "Cuando sos deportista en Catamarca te cuesta el doble, son pocos los que te ayudan. Vos golpeas puertas en el estado y te las cierran, solo hay promesas que no cumplen".

    Así es la historia del pibe que cumplirá su sueño de boxear profesionalmente en un ámbito donde no son las mismas posibilidades para todos y no hay una política en cuanto a formar deportistas y brindar las herramientas.