Deportes

"Extraño a mi hermano Elvis, él me metió en el boxeo", la historia emotiva del inicio boxístico de Corzo

El boxeador catamarqueño, Pablo Corzo, sin dudas es la sensación del boxeo actual donde se viene de consagrar campeón en el mítico Luna Park. Con 22 años afirma que tiene un gran futuro pero esta historia que se está escribiendo tiene un principio con tinte emotivo.
Por Juan Cruz Mercado

    Es corta pero promisoria la carrera de Pablo hasta ahora. El boxeador debutó el año pasado con 21 años y hasta acá lleva 10 peleas como profesional ganando todas por nocaut incluyendo la última en el Luna Park donde solo llegan los mejores.

    Los Corzo son una familia que respira boxeo y es que Daniel (padre de familia) es un exboxeador y actual promotor de boxeo, Liliana (madre de familia) es actual jurado de boxeo, el hijo más grande es Joel que es el entrenador de boxeo, después está Gabriel que es boxeador profesional de la categoría welter que ya tiene varias peleas, una de las hermanas también está estudiando para jurado y está uno de los más chicos de los Corzo, Pablo, que tiene un futuro enorme.

    Sin embargo, hubo un tiempo que no todo era boxeo, Daniel no quería que sus hijos boxeen y por eso el inicio de Pablo dentro del boxeo llegó de una forma particular. Es que falta un Corzo en la familia que lamentablemente ya no está físicamente desde hace casi 10 años y es Elvis, otro amante del boxeo.

    Pablo nos contó cómo despertó su interés en el boxeo: "El que me incentivó para que me meta en el boxeo fue mi hermano Elvis a pesar que mi papá no quería que ninguno practique este deporte y mi hermano me sacaba a correr y yo tenía 10 años". Y recordó emocionado: "Era muy chico y corría distancias largas pero se me hacía fácil porque estaba él ahí alentando donde me decía que iba a llegar lejos, por él hago todo".

    La familia lo tiene siempre presente a Elvis donde el gimnasio lleva su nombre y llevan su bandera en cada festival que se presentan.