Actualidad

El debate sobre Ley Ómnibus se pospuso hasta el miércoles: negociaciones en curso

El debate en torno a la Ley Ómnibus se aplazó mientras el Gobierno trabaja en acuerdos con bloques opositores. Martín Menem se reúne con líderes del PRO, la UCR, Hacemos e Innovación para consensuar estrategias.
Por Redacción Inforama

El plenario en la Cámara de Diputados para discutir la Ley Bases y Puntos de Partida Para la Libertad de los Argentinos (Ley Ómnibus) se pospuso para el miércoles, marcando un compás de espera en el Congreso argentino. El Gobierno, que enfrenta un escenario parlamentario delicado, busca alinear posiciones con los bloques dialoguistas ante la fragilidad de su mayoría legislativa.

El presidente de la Cámara de Diputados, Martín Menem, estuvo en constante comunicación con la Casa Rosada y los líderes de los bloques dialoguistas. La coalición oficialista, La Libertad Avanza, cuya fuerza en el recinto depende del apoyo de otros partidos, necesita asegurar el quórum para sesionar. Este factor hace imperativo el consenso con el PRO, la UCR, Hacemos Coalición Federal e Innovación, cuyas posiciones son cruciales para la votación.

En este contexto, se espera una reunión clave entre Menem y los presidentes de los bloques aliados, con el objetivo de unificar criterios y asegurar el respaldo necesario para avanzar con la sesión. Sin embargo, desde Unión por la Patria (UxP), liderada por el diputado Germán Martínez, expresaron no haber recibido convocatoria alguna desde el inicio del período legislativo.

La decisión de postergar la sesión responde a la necesidad de afinar los detalles del texto legislativo, especialmente después del retiro del capítulo fiscal anunciado por el ministro de Economía, Luis Caputo. Este movimiento respondió a presiones de diversos sectores, incluyendo gobernadores de Juntos por el Cambio y el peronismo no kirchnerista, quienes temían las implicancias del ajuste económico propuesto.

A pesar de consensos generales sobre el proyecto oficialista, la discusión sobre puntos específicos como las retenciones al agro e industria, la movilidad jubilatoria y el régimen pesquero, generaron tensiones entre los bloques aliados y el Gobierno. La retirada del capítulo fiscal redirigió las negociaciones, impactando en la dinámica de las conversaciones.

En la víspera de la sesión, los bloques aliados recibieron un nuevo texto de la Ley Ómnibus con las modificaciones aceptadas, excluyendo el capítulo fiscal. Este cambio significativo redujo el número de artículos de 664 a 386, lo que refleja la adaptación del proyecto a las demandas de los diferentes sectores parlamentarios.

El escenario político se torna aún más complejo ante la cumbre de gobernadores provinciales, quienes buscan discutir con el Gobierno las implicancias de la Ley Ómnibus. Exigen alternativas para compensar la pérdida de recaudación por la exclusión del Impuesto a las Ganancias. Mientras tanto, las conversaciones continúan en un clima de incertidumbre y presión por alcanzar acuerdos que permitan avanzar en la agenda legislativa del oficialismo.

Super