Actualidad

Emotivo homenaje de los gauchos a la Virgen del Valle

Tras dos años de pandemia, volvieron a realizar su peregrinación.

Por Camila Ortega

Con un marco colorido y multitudinario, durante la mañana de este domingo 24 de abril, día de la fiesta de la Divina Misericordia, se llevó a cabo el homenaje de los gauchos a la Virgen del Valle, luego de dos años sin presencialidad debido a la pandemia de Covid-19.

Desde horas tempranas, cuando aún no aclaraba el día, cientos de jinetes llegados de diferentes puntos de Catamarca y provincias vecinas, se congregaron en el sector del Mercado de Abasto municipal, sobre avenida Chelemín, esperando la llegada de la imagen de la Madre Morena para comenzar la peregrinación a caballo. Pasadas las 7.00 emprendieron la marcha con la Sagrada Imagen ataviada con su ponchito de vicuña y llevada en brazos por el obispo Mons. Luis Urbanc, en un sulky.

Cabalgata por la Procesión de la Virgen del Valle del año 2014.

La interminable columna de jinetes atravesó las avenidas Alem, Belgrano y Legisladores, ingresando al parque Adán Quiroga donde se celebró la Santa Misa, que fue seguida a través de las redes sociales a partir de la señal generada por el Santuario mariano.

La ceremonia litúrgica fue presidida por el obispo y concelebrada por los presbíteros Gustavo Flores y Ramón Carabajal, quienes sirven en el Santuario mariano, y el padre Domingo Chaves, párroco de Recreo e Icaño, quien llegó acompañando a un grupo de gauchos del departamento La Paz.

Reconocimiento al padre Juan Orquera

Un emotivo momento se vivió con la presencia del padre Juan Orquera, quien fue reconocido por las agrupaciones gauchas al cumplirse 30 años de aquella primera cabalgata de la cual fue su gestor.

Recordamos que esta tradicional peregrinación gaucha nació en el año 1992 cuando el padre Orquera partió desde el departamento Capayán hasta el Santuario mariano, con 12 jinetes.

Desde entonces, cada año se sumaron más gauchos a caballo de la zona, luego fue creciendo con la participación de agrupaciones de localidades vecinas y en los últimos años, otras provenientes de las provincias de Tucumán, La Rioja, Santiago del Estero, Jujuy, Salta y Córdoba, entre otras provincias hermanas. De esta manera, varones y mujeres montan sus caballos durante días completos para ser protagonistas de esta travesía de tradición y fe mariana.

Una vez concluida la celebración eucarística, se llevó a cabo desfile de los jinetes, que fue encabezado por el obispo diocesano montado en un caballo y flanqueado por los abanderados de las agrupaciones gauchas.