Actualidad

"Momento Azul": una iniciativa para el bienestar de personas con trastorno del espectro autista

Se apagará la música, los televisores y se bajarán las luces dentro del comercio.
Por Camila Ortega

    A partir de esta semana la cadena de supermercados Chango Más implementará el "Momento Azul", una propuesta que busca generar un espacio más amigable para las personas con (TEA), trastorno del espectro autista. Todos los martes y jueves de 10 a 11 horas y de 18 a 19 horas, se apagará la música, los televisores y se bajarán las luces dentro del comercio.

    En el día de ayer se realizó por primera vez este evento que permanecerá de ahora en más en la cadena nacional de supermercados, con la intención de generar un espacio tranquilo y amigable para la susceptibilidad ante algunos sonidos de las personas con (TEA).

    Registro en las páginas oficiales de la empresa.

    Azul profundo como emblema

    El color azul se ha transformado en un símbolo del Autismo, según la Campaña Light Up Blue. El mismo, representa lo que viven a diario las personas con este trastorno y sus familiares. Este color tiene la peculiaridad de brillar tanto como el mar en un día de verano y otras veces turbulento.

    ¿Qué es el TEA: trastorno de espectro autista?

    Según la Confederación de Autismo España, el TEA es un trastorno de origen neurobiológico que afecta a la configuración del sistema nervioso y al funcionamiento cerebral, dando lugar a dificultades en dos áreas principalmente: la comunicación e interacción social y la flexibilidad del pensamiento y de la conducta.

    CAUSA Y ORIGEN: En la actualidad, no está determinada la causa que explique la aparición del TEA, pero sí la fuerte implicación genética en su origen.
    VARIABILIDAD: No hay dos personas con TEA iguales; dependerá de su propio desarrollo personal y de los apoyos que pueda tener, así como de si presenta o no discapacidad intelectual asociada y también de su nivel de desarrollo del lenguaje.
    CICLO DE VIDA: Acompaña a la persona a lo largo de toda su vida, aunque sus manifestaciones y necesidades cambian en función de las distintas etapas del desarrollo y de las experiencias adquiridas.
    APOYOS: Es necesario un abordaje integral orientado a facilitar los apoyos individualizados, especializados y basados en la evidencia más adecuados para mejorar la calidad de vida de cada persona (manteniendo, además, una perspectiva de género).
    FAMILIAS: Impacta no solo en quien lo presenta sino también en su familia, apoyo fundamental para la persona con TEA.