Deportes

Julián Gutiérrez: el primer catamarqueño en clasificar a los Juegos Olímpicos

Por primera vez en la historia, Catamarca tendrá un representante en el mayor evento deportivo internacional. Compite en tiro y fantasea con la posibilidad de cruzarse en la Villa Olímpica a Rafa Nadal y Carlos Alcaraz.

Los Juegos Olímpicos como se conocen actualmente fueron concebidos en 1896, pero su origen se remonta a la Antigua Grecia del siglo VII a.c. La cita máxima del deporte se realiza cada 4 años y reúne a los mejores atletas del mundo en distintas disciplinas. Argentina tuvo actuaciones inolvidables a lo largo de la historia del certamen, pero Catamarca nunca contó con un representante.

Julián Gutiérrez cambió esa racha, clasificando para los Juegos Olímpicos de París 2024 tras obtener la medalla de oro en su categoría, Rifle 10 metros, en el marco del XIV Campeonato de las Américas de Rifle y Pistola, realizado en principios de abril en Buenos Aires. Su presentación es doble, además participará en la misma categoría en modalidad mixta.

En el patio de casa

Arrancó en el tiro a los 11 años, acompañado por su papá y su hermano, en el patio de su casa. "Mis inicios fueron en Torneos Sociales en La Rioja, luego empecé a crecer. Juegos Evita, Juegos Panamericanos y hoy soy actual integrante del Seleccionado Nacional", comenta con una sonrisa en el rostro que refleja la satisfacción de ver sus sueños realizarse.

"Estoy bastante contento con la familia que me tocó", esgrime con orgullo y explica que son un pilar esencial en su formación y en su vida de deportista elite. En referencia a sus padres, cuenta que con el tiempo adquirieron la experiencia suficiente para acompañarlo y aliviar el estrés de las competencias.

Sin estudio, no hay tiro

El único Catamarqueño entre los 137 atletas que conforman la Delegación Olímpica argentina, tiene 23 años y fue al colegio Quintana, finalizó sus estudios secundarios en el 2018. Cuenta que para sus padres "lo principal es el estudio", y entre risas da constancia de eso: "Una vez me saqué un 2 en la secundaria, y se lo tenía que hacer firmar a mi vieja. Cuando lo vio me dijo 'listo, no viajas' y no pude ir a una competencia que era en la semana siguiente".

Ser tirador no es lo único en su futuro, cursa su último año o quizá año y medio de la licenciatura en Comercio Internacional, comenta que el trajín que conlleva la preparación a una competencia de esta magnitud, genera involuntariamente que "se complique un poco" enfocarse al máximo en la carrera, pero se muestra feliz. "Por suerte se me vienen dando las dos cosas de buena forma".

Momentos complicados

En los deportes no todo es alegría, más cuando se los realiza en el alto rendimiento. "Hasta el año pasado tiraba normal", explica con la madurez que se adquiere después de haberla pasado mal. Una lesión en los tendones de la mano izquierda le complicó un poco las cosas. Trabajó para sobreponerse a eso y comenta que hasta la actualidad se resiente en algunas posiciones y le exige modificar su rifle para tirar con normalidad.

Como si fuera poco, en el último año el cuerpo técnico del seleccionado registró un descenso en su rendimiento que puso en riesgo su continuidad en el Equipo Nacional. Tras varios estudios detectaron una pequeña disminución visual, que no doblegó a Julián. Con la ayuda de profesionales, lentes adecuados a él y mucha predisposición, continúa entre los mejores del mundo en tiro.

Persistencia e insistir

El tiro es una disciplina en la que un tirador trata de acertar en un blanco electrónico, sumamente preciso. El tiro se realiza a una distancia de 10 metros con respecto del objetivo, utilizando un rifle de aire comprimido que dispara balines de calibre 4,5 mm. Tienen 1 hora y cuarto para efectuar 60 disparos.

Explica que en estas competencias tan repetitivas es primordial fortalecer lo mental, para eso trabaja con su psicólogo deportivo para lograr un equilibrio entre la parte emocional con la parte intelectual. Remarca que la educación, el saber escuchar, el ser disciplinado son herramientas claves para alcanzar el éxito.

Recta final

A 19 días de los Juegos Olímpicos, el joven tirador catamarqueño se encuentra en Alemania finalizando su entrenamiento. Competirá en busca de la medalla dorada el día siguiente al inicio del evento.

El sábado 27 de julio lo hará en la modalidad rifle 10 metros mixtos y el domingo 28 en la categoría rifle 10 metros masculinos.