Actualidad

Según la OMS, casi el 100% de la población mundial respira aire de mala calidad

La Organización Mundial de la Salud advirtió que se registran más de 13 millones de muertes al año por causas ambientales evitables.
Por Camila Ortega

    El 99% de la población mundial respira aire de mala calidad, con lo cual su salud se encuentra amenazada. En varios documentos, La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que la contaminación aérea enferma y hasta puede matar.

    Mediante un comunicado, la OMS dio detalles sobre las últimas mediciones en tierra de las concentraciones medias anuales de dióxido de nitrógeno (NO 2), el cual es calificado como un contaminante urbano común y precursor de partículas y ozono; además del denominado material particulado.

    Sobre este último, se centró en aquellos con diámetros iguales o menores a 10 μm (PM 10 ) o 2.5 μm (PM 2.5 ), los cuales son originados por las actividades humanas vinculadas con la quema de combustibles fósiles, según explicaron.

    “Dentro de los contaminantes presentes en el aire, hay uno en especial que se llama material particulado o partículas finas de contaminación ambiental, cuya abreviatura es PM2.5″, explicó a Infobae Timoteo Marchini, profesor de Química en la Universidad de Buenos Aires e investigador del CONICET. Esta sustancia cuenta con la capacidad de ingresar en lo más profundo de los pulmones y “provocar una reacción inflamatoria descontrolada, exacerbada y sostenida en el tiempo”, la cual afecta tanto a los pulmones como a los órganos se encuentran un poco más alejados, como el corazón y el cerebro.

    La actualización de 2022 introduce por primera vez mediciones en tierra de las concentraciones medias anuales de dióxido de nitrógeno (NO2), un contaminante urbano común y precursor de las partículas y el ozono.  También incluye mediciones de partículas con diámetros iguales o inferiores a 10 μm (PM10) o 2,5 μm (PM2,5).  Ambos grupos de contaminantes se originan principalmente en las actividades humanas relacionadas con la combustión de combustibles fósiles.

    En tanto, en lo que se refiere al dióxido de nitrógeno (NO 2), la OMS destacó que está vinculado “con enfermedades respiratorias, particularmente asma, lo que provoca síntomas respiratorios (como tos, sibilancias o dificultad para respirar), ingresos hospitalarios y visitas a salas de emergencia”.

    Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS, afirmó: “Las preocupaciones energéticas actuales resaltan la importancia de acelerar la transición hacia sistemas energéticos más limpios y saludables”. Y agregó: “Los altos precios de los combustibles fósiles, la seguridad energética y la urgencia de abordar los desafíos de salud de la contaminación del aire y el cambio climático, subrayan la necesidad apremiante de avanzar más rápido hacia un mundo que sea mucho menos dependiente de los combustibles fósiles”.